viernes, 21 de mayo de 2010








Tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro, tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes.

3 comentarios:

  1. OMG! k fotos mas kukiss!!!:P guapa!

    ResponderEliminar
  2. Qué guapas, me encantan las fotos!!

    ResponderEliminar
  3. Adoro ese libro
    Adoro tu estilo
    Adoro tu blog!
    Hahahaha! Voy a leer tu blog más a menudo ahora que lo he visto:)
    Alba.

    ResponderEliminar